Los beneficios de Comunicar Acompasando

Cuando te comunicas conscientemente y tienes como objetivo transmitir  y/o recibir información del entorno, es conveniente que generes vínculos y para ello, nada mejor que acompasar la comunicación.

Por ello, tu meta debería ser la creación de una  buena relación con la persona o grupo con los que pretendes establecer una conexión adecuada y sana.

Es, precisamente, el cómo debes hacerlo de lo que hablaremos a lo largo de este artículo. En el que te vamos a dar claves para sacar el máximo partido al acompasamiento, una técnica del rapport ,.

Y si te quedas hasta el final, podrás realizar un reto.

Significado del Rapport en la Comunicación.

Este término, de origen francés, habla de la sincronización de los interlocutores con el objetivo de establecer una relación armónica y crear un vínculo. Cuando este nexo surge de forma natural decimos que “tenemos química”con la otra persona.

En psicología se traduce como la técnica para crear una conexión empática;  también se conoce como sintonía, vínculo, acoplamiento; en fin, que las palabras para traducir este término son muy diversas. 

Muchos autores han definido este vocablo pero es la interpretación de Anthony Robbins la que más nos inspira. Para este escritor y conferencista motivacional, el rapport es: “la capacidad de entrar en el  mundo de alguien, hacerle sentir que lo entiendes y que tenéis un fuerte lazo en común”.

Cuando esta compenetración no surge  de forma espontánea, sentimos una distancia incómoda e intentamos crear esa conexión con nuestro interlocutor de forma consciente. 

Este acoplamiento es un requisito indispensable para mantener una comunicación exitosa, tanto en la vida personal como profesional.

Claves para una Comunicación Eficiente.

Para evitar que esto ocurra  puedes construir una conexión emocional de forma consciente, a través de distintos métodos.

Los  pilares fundamentales sobre los que se asienta el rapport son:

  • la empatía 
  • la confianza 
  • la comunicación fluida 

Para acceder a estas destrezas comunicativas  debes incorporar las siguientes técnicas a tus procesos comunicativos.

Reciprocidad

Este método consiste en que durante el acto comunicativo, compenses las aportaciones de la otra persona equilibrando tu actitud con la suya.

En una conversación, por ejemplo, esto se traduce en escuchar activamente y reaccionar de forma dinámica ante lo que dice nuestro interlocutor.

El objetivo es generar un clima de colaboración mutua.

 Búsqueda de lugares comunes

Se trata de centrar el foco de los mensajes en temas que sean de interés para todos los implicados en el acto comunicativo.

Este principio es bastante inconsciente y en muchas ocasiones, lo hacemos sin darnos cuenta.

Un ejemplo es cuando estamos conociendo a una persona. Tanteamos sus aficiones o gustos y terminamos hablando de algún tema que nos una.

Coordinación

Se trata de adaptarse al ritmo de la otra persona; tanto corporal , gestual, oral  y, sobre todo, emocionalmente.

Está técnica también se conoce como “del espejo” y gracias a ella, sacarás el máximo partido a tus relaciones.

Acompasar la Comunicación con la Técnica del Espejo

Este método incluye replicar todos los aspectos implicados en la comunicación con  el objetivo de fomentar la empatía.

Esto significa igualar tu lenguaje corporal y verbal al del otro, adoptando posturas similares, movimientos acordes o un paralenguaje afín.

Lo primero es observar atentamente y escuchar activamente al otro para detectar los aspectos que podremos igualar para optimizar nuestra comunicación.

Esta sintonía se logra cuando el otro se ve reflejado en ti y para ello puedes acompasar los siguientes aspectos.

¿Qué aspectos podemos acompasar?

  • La voz 

Debes acoplar la voz y la manera de modularla con la de tu interlocutor. Para ello, tendrás en cuenta aspectos como el timbre, el tono, la calidad, el ritmo y el volumen.

Modula tu voz según la respuestas del otro y muestra emoción en caso de ser necesario.

  • La respiración

Es importante acomodar la frecuencia de  nuestra respiración con la del otro; es decir, acompasar el tiempo de inhalación y exhalación para  que resulten similares.

  • Los ritmos 

Procura que tu tiempo de intervención y la longitud de las pausas sean parecidos a los del otro.

  • El lenguaje verbal

Utiliza el mismo estilo de lenguaje, sus propias palabras y definiciones cuando respondas y  parafrasea, para indicarle que le estás escuchando activamente.

  • El lenguaje corporal y gestual

Acompasa su postura y refleja sus gestos y expresiones.

Si sonríe, tú sonríes; si cruza los brazos, haz lo mismo. Hazlo con discreción y delicadeza pues si lo haces de forma inadecuada parecerá que le estás haciendo burla.

  • El lenguaje emocional

Si eres capaz de reflejar el mismo estado emocional de la otra persona, casi con toda seguridad obtendrás  su confianza.

Cuándo se debe Acompasar la Comunicación

La técnica de acompasar la comunicación que se utiliza fundamentalmente en ambientes laborales, es interesante conocerla para aplicarla en nuestra vida cotidiana, con personas de nuestro entorno, pues  nos ayudará a mantener relaciones más saludables.

Imagina que estás hablando con una persona que está en un estado más relajado  que tú. Esta persona gesticula poco, habla en voz baja, a un ritmo lento y con una respiración pausada.

Ponte en su lugar y pregúntate si  estará cómoda en una conversación si tu hablas  muy rápido,  con un volumen de voz alto, no paras de gesticular, e incluso invades su espacio personal

Precisamente son  estos detalles de la comunicación los que puedes cambiar para conseguir que tu interlocutor esté más cómodo hablando contigo y así, generar una conexión mayor y mantener una conversación más agradable, fluida y eficaz.

Lo mejor es que el acompasamiento, lo podemos entrenar. Cuanto más entrenes esta técnica más sencillo te resultará; incluso, llegarás a realizarlo de una forma más inconsciente

En resumen

Ser capaz de acompasar la comunicación de forma consciente es extremadamente útil tanto a nivel personal como profesional. 

Esta técnica te acercará a la comunicación consciente y  gracias a ella,  podrás construir relaciones más rápidamente y mejorar las que mantienes con tu entorno.

Si te gustan los carruseles, puedes visitar el último que hemos compartido en Instagram

Te propongo un reto. 

Busca a alguien que te genere emociones negativas y conscientemente, mantén una conversación y pon en práctica los elementos descritos en este artículo.

¿Notas algún cambio?

Si te apetece compartirlo, cuéntanos tu experiencia en los comentarios.

Y si te gusta este tema, posiblemente te interese un artículo en en el hablamos sobre los estilos de comunicación.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *