Comunícate con tu mejor estilo

¿Sabes cuál es el estilo de comunicación que te define?, seguramente tendrás una idea, pero ¿conoces lo que cada estilo indica sobre tu personalidad y estado de ánimo? e incluso, ¿el tipo de conversación que estás teniendo?

El estilo que utilizamos a la hora de comunicarnos va a jugar un importante papel en la forma en que nos perciben los demás, y aunque somos capaces de recurrir a todos ellos, y es aconsejable hacerlo, tendemos a adoptar uno con más frecuencia. El que nos define.

Todos ellos están incluidos en una o varias de las siguientes categorías:

  • agresivo  
  • pasivo
  • positivo o asertivo

En este artículo daremos un repaso a los principales estilos comunicativos; conoceremos sus principales características: comportamiento, lenguaje y comunicación no verbal. Y, por supuesto, para terminar, como siempre, un juego.

Un estilo para cada ocasión

El estilo personal es único, si bien es cierto que utilizamos uno en concreto para cada conversación e incluso, para cada interlocutor. Dependerá de nuestro estado de ánimoo del efecto que deseemos causar para modificarlo. Al final, la elección es nuestra.

Como decíamos, habitualmente, se distinguen tres estilos básicos de comunicación: agresivo, pasivo y asertivo. Pero dadas las características y frecuencia de su uso, los expertos incluyen, también, el estilo agresivo-pasivo. Posteriormente, en el año 1995, Bourne introduce un nuevo estilo comunicativo, el manipulador.

Cada uno de ellos está caracterizado por comportamientos y actitudes específicas que atañen a:

  • La comunicación no verbal
  • La comunicación paraverbal
  • La comunicación oral

El estilo que utilizamos indica nuestro el estado emocional, la actitud o los sentimientos que tenemos en cada conversación.

1.    Estilo inhibido o pasivo

Este estilo es el que usa la persona que, frente a una situación determinada, no expresan sus sentimientos o necesidades y permiten que los demás se expresen por ellos.

No son capaces de enfrentarse a otros y viven preocupados por satisfacer a los demás. Esta ausencia de comunicación puede dar lugar a resentimiento y malentendidos.

Comunicación no verbal

1. La mirada es huidiza

2. La sonrisa tensa

3. Los gestos son escasos

4. Los movimientos de las extremidades son nerviosos

5. Su postura está contraída

Comunicación paraverbal

1. El volumen de la voz es bajo

2. Su tono es monótono

3. Fluidez verbal escasa y muy entrecortada

4. Habla poco y rápido

5. Tiene muchos y largos silencios

Comunicación verbal

  1. Utiliza el condicional
  2. Sus afirmaciones no son claras
  3. Formula pocas preguntas
  4. Utiliza palabras como: “quizás”, “supongo”, “solamente”, “bueno”. etc.
  5. Utiliza frases como: “me pregunto si podríamos…”, “te importaría mucho…”, “realmente no es importante”, “solo quiero mantener la paz” “no te molestes”, etc.

2.    Estilo asertivo

El estilo de comunicación asertivo es equilibrado y se caracteriza porque el hablante es capaz de comunicarse en cada ocasión de la manera más correcta y respetuosa.

Es el más equilibrado y quienes usan este estilo expresan sus ideas de manera clara y directa. Saben cuándo callar y cuando expresar sus puntos de vista.

Es considerada la forma más efectiva de comunicación pues equilibran sus necesidades y derechos con los de los demás.

Comunicación no verbal

  1. Su mirada es directa
  2. Su sonrisa es frecuente
  3. Sus gestos son firmes, pero no son bruscos
  4. Sus manos están sueltas
  5. Mantiene una distancia adecuada

Comunicación paraverbal

  1. El volumen es el apropiado para una conversación
  2. Se entonación es variada y resulta agradable
  3. Tiene una fluidez verbal adecuada
  4. Su velocidad está ajustada y la claridad es adecuada
  5. Mantiene pausas y silencios equilibrados

Comunicación verbal

  1. Utiliza la primera persona para expresan sus ideas, opiniones y sentimientos.
  2. Emplea términos que implican la colaboración y participación de los demás
  3. Usa los halagos como refuerzo verbal
  4. Utiliza preguntas como “¿qué piensas?”, “¿qué te parece?”, etc.
  5. Utiliza frases como “me doy cuenta de las posibilidades de mi vida y considero mis opciones”,” no me gusta tener que explicar esto una y otra vez”

3.   Estilo agresivo

La persona con un estilo de comunicación agresivo carece de toda empatía, quien lo emplea no siente interés por las ideas del otro, simplemente impone sus puntos de vista, valiéndose en ocasiones de la intimidación y la violencia.

Los elementos que caracterizan a este estilo de comunicación son las amenazas verbales y no verbales, así como las acusaciones directas y los reproches.

Comunicación no verbal

  • La expresión de la cara es seria
  • La mirada es directa, fija e intimidatoria
  • Postura intimidatoria
  • No respeta las distancias
  • Sus gestos son numerosos y amenazadores

Comunicación paraverbal

  1. Su volumen de voz es elevado
  2. El tono es alto y monótono
  3. Habla mucho y muy rápido
  4. No hace pausas ni silencios y 
  5. Sus respuestas son muy rápidas

Comunicación verbal

  1. Abusa de los términos imperativos y amenazadores.
  2. Utiliza muchos “tacos” y palabras malsonantes
  3. Su lenguaje es machista, sexista y homófobo
  4. Utiliza palabras como “haz”, “deberías”, “mal”,
  5. Utiliza frases como “harías mejor en…”, “ten cuidado con…”, “si no lo haces…”, “no sabes…”,” todo es culpa tuya” “debes estar bromeando”, etc.

Como hemos comentado al principio, hay autores que incluyen en esta clasificación dos estilos más:

4. Estilo pasivo-agresivo

Este estilo de comunicación es desarrollado por las personas que prefieren callar y asumen una posición pasiva, pero expresa sus sentimientos a escondidas o a otras personas.

Estas personas parecen pasivas en la superficie, pero en el fondo se sienten impotentes y generan un resentimiento.

Suelen murmurar para sí mismos en lugar de confrontar, tienen dificultades para reconocer su enfado.

Las frases que representan este tipo de estilo comunicativo incluyen: “para mi está bien, pero que no te extrañe si alguien se enfada”, Claro que podemos hacer las cosas a SU manera (por detrás murmura)

6.    Estilo manipulador

Los comunicadores manipuladores tienen un comportamiento calculador pues su objetivo es lograr algo. Suelen ser personas con un gran poder de control en su propio beneficio.

Lo que dicen oculta un mensaje que seguramente la otra persona desconoce.

Las frases que representan este tipo de estilo comunicativo incluyen: “Este año voy a participar en una promoción interna y debo tener buenos comentarios. Por cierto, me alegra que a tu jefe le haya gustado el informe que te ayudé a redactar”.

Juega con nosotros

En esta ocasión, os proponemos visualizar este DIVERTIDO VíDEO en el que se reflejan los estilos comunicativos que hemos visto en este texto.

Lo primero es, entonces, ver este vídeo de dos minutos de duración.

A continuación, utilizando la PLANTILLA que podéis descargar aquí, la completáis de forma individual o todos juntos (depende del numero de niños y del tiempo del que dispongáis).

Para terminar, comprobareis los resultados y podéis charlar un ratito sobre ello.

En resumen

A pesar de que la gran mayoría de las personas son capaces de recurrir a todos estos estilos de comunicación, encasillamos a cada una según el grado en el que tiende a adoptar con más frecuencia uno de ellos.

Identificarlos no es difícil, podéis hacer la prueba con el juego que hemos incluido antes.

Lo difícil es utilizar el correcto en cada ocasión y escoger el estilo asertivo como el que nos defina.

Queremos agradeceros vuestra visita y si os ha parecido interesante esta información, podéis ayudarnos a difundir esta página en redes sociales.

Gracias.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *