El Juego Social Infantil. Un ejercicio muy útil para la socialización

comunicación infantil

 

El juego social infantil es aquel en el que participan dos o más niños. Con este tipo de actividades lúdicas los niños y las niñas además de  aprender  a compartir, respetar o cooperar, se ejercitan en el complejo arte de la  resolución de conflictos.

 

Nuestra intención hoy, además de mostrarte motivos para que  ofrezcas a los pequeños espacios y momentos para socializar es recordarte que a través del juego hacen gala de sus mejores habilidades sociales. 

En este artículo recopilamos información sobre el juego social y su importancia en el desarrollo emocional y social de los niños y las niñas. Además, reflexionamos sobre la forma en la que se comunican y por supuesto, incluimos un listado de actividades para que te resulte más sencillo promover este tipo de juegos.

El Niño es un Ser Social

Seguro que recuerdas la famosa cita de Aristóteles “ El hombre es un ser social por naturaleza». Con esta frase, el filósofo constataba nuestra naturaleza social y normalizaba un proceso vital de socialización.

Dado que necesitamos de los otros para sobrevivir, tenemos que relacionarnos en sociedad y para hacerlo de forma correcta debemos adquirir  y mejorar la capacidad de comunicación y de convivencia en grupo.

Siempre hemos tenido claro esta necesidad y hemos educado, con mayor o menor acierto,  a los niñas y los niños como seres sociales y les hemos enseñado reglas y normas para que se integren en la sociedad de forma correcta pues entendemos que ellos también son seres sociales.

En los tiempos que corren, sin embargo, las relaciones sociales se están realizando fundamentalmente en red dejando un poco de lado las interacciones  personales y esto nos ha producido la falsa sensación de que las famosas relaciones  sociales en persona son fácilmente sustituibles.

Así que continuamos inventando nuevas formas de comunicarnos y convivir en sociedad, pero nos olvidamos de una parte muy importante para el desarrollo de los más pequeños, el contacto personal.

Es cierto que mantienen este tipo de relaciones con los compañeros en el colegio, pero estas interacciones, aunque importantes, carecen de la improvisación y novedad que encuentran cuando conocen nuevos compañeros de juego.

Gracias al contacto con nuevos amigos se reducen los problemas de interacción, tan habituales en nuestra sociedad , a la hora de integrarse en un grupo o cuando realizan actividades colectivas.

¿Cómo se Comunican los Niños?

En la comunicación no solo intervienen las palabras que se usan, como ya sabes también es importante la forma en que se habla y el lenguaje corporal que se utiliza; lo bueno es que son susceptibles de aprendizaje.

Un niño necesita aprender dos tipos de comunicación diferentes: la comunicación verbal o hablada y la no verbal (lenguaje corporal ). 

La manera más sencilla de fomentar ambas es el juego ya que mientras los niños juegan, desarrollan de forma natural los dos tipos de comunicación. Estos momentos lúdicos son perfectos para comunicarse de manera efectiva ya que dicen lo que sienten, escuchan a los otros y gestionan sus emociones.

La Comunicación Verbal y No verbal

La comunicación no verbal es la primera forma de comunicación que asimila al relacionarse con su entorno familiar y sus primeros compañeros de juego. 

Durante esta etapa de la infancia, el niño aprende a reconocer los distintos estados de ánimo de los otros gracias a  las expresiones faciales y  a gestos como la risa, el ceño fruncido o las lágrimas; además, durante sus juegos van a ir descubriendo y comprendiendo lo que la gente no dice. 

Es importante ejercitar este tipo de comunicación  pues gracias a ello, el niño aprende a detectar el engaño, la ansiedad, el peligro o el afecto, lo que va a ser esencial para entender el verdadero significado de la comunicación oral

La comunicación verbal, por su parte,  les servirá para  comprender y producir el lenguaje con el que va a  comunicarse. El aprendizaje de este tipo de comunicación es más apreciada en nuestra sociedad y en la educación tradicional está regulada por ello, actividades  como hablar, cantar o leer forman parte de la vida del niño. 

Ambos aspectos de la comunicación son parte esencial de los juegos sociales infantiles por ello insistimos tanto en su importancia y en la conveniencia de propiciar este tipo de actividades de ocio.

El Juego Social como Estrategia para las Habilidades Sociales

Nos guste o no formamos parte de una comunidad y por ello, las situaciones sociales son habituales en nuestra vida. 

La mejor manera para salir airoso de ellas y mantener realmente relaciones sanas es el manejo óptimo de este tipo de habilidades que como ya sabes,  empezamos a adquirir durante la infancia.

Nos guste o no, estas destrezas comunicativas son una parte fundamental de nuestra vida ya que necesitamos la interacción con los demás para mantenernos mentalmente sanos y entender cómo ven y cómo sienten las cosas los otros.

 La Asociación Americana de Fisiología defiende que el juego social es esencial para que los niños aprendan y desarrollen emociones básicas como la empatía y la solidaridad. 

Estas emociones van a ayudar a los niños y niñas a lo largo de toda su vida a superar las situaciones más complicadas. Ser capaces de ponerse en el lugar de otra persona y aprender a reaccionar adecuadamente a los sentimientos de los demás es garantía de, al menos, una comunicación saludable. 

Expertos de esta materia,  como  Piaget, Vygotsky y Bruner, apoyan la afirmación  de que el juego es una estrategia eficaz para el desarrollo de habilidades sociales, porque es precisamente en el juego que el niño encuentra una forma divertida y placentera de entrar en contacto con sus similares y con la sociedad misma”.

Resumiendo, un niño con buenas habilidades sociales tendrá amigos y disfrutará en las diferentes situaciones grupales.

 7 Beneficios del Juego Social

Como ya hemos dicho a lo largo del texto, el juego social es cualquier tipo de juego que implique interacción entre dos o más niños y por ello, es el  entrenamiento ideal para adquirir  buenas habilidades sociales .

Estos juegos sociales además de los beneficios propios del juego en sí,  van a  ayudar al niño en muchos aspectos de los que hoy, destacamos siete. 

  • Aprenden a interactuar con otros.  
  • Amplían sus destrezas sociales.
  • Colaboran y comparten con los demás.
  • Ejercitan la capacidad de negociación.  
  • Se preparan en la resolución de conflictos.
  • Se acostumbran a adherirse a las reglas.
  • Desarrollan la comunicación y expresión. 

En resumen, el juego es considerado un factor que promueve la competencia social, ayuda a los niños y niñas a formar sus personalidades y desarrollar sus destrezas sociales, cognitivas y del lenguaje.

Tres tipos de juegos social

Existen muchos tipos de juegos y se pueden clasificar en función de varios aspectos,  pero hoy vamos a hacernos eco de la que han realizado Maite Garaigordobil  y José María Fagoaga en la que distinguen: simbólicos, de reglas y cooperativos.

Los juegos simbólicos

En estos juegos se crean espacios nuevos en los que se simulan objetos y personajes. En ellos, los niños y niñas son capaces de imaginarse una realidad inventada..

  • Estimulan la comunicación y la relación con los demás.
  • Favorecen el desarrollo y la adaptación social.
  • Ayudan a adquirir vínculos cooperativos.

Además, reconstruyen el mundo de los adultos con el fin de  comprenderlo y controlarlo. 

Los  juegos de reglas 

Son aquellos en los que se dan una serie de normas que los participantes deben conocer  y respetar para conseguir el objetivo.

  • Regulan la agresividad. 
  • Promueven el respeto.
  • Favorecen la convivencia pacífica.

Además, les ayudan a desarrollar otras estrategias de interacción social. 

Los juegos cooperativos 

Requieren jugar en equipo para lograr un objetivo común. Los jugadores dan y reciben ayuda para contribuir a un fin común.

  • Promueven la comunicación.
  • Favorecen el desarrollo social.
  • Fomentan la unión.

Además, en su base  está implícita la idea de aceptarse, cooperar y compartir por lo que generan empatía y asertividad. 

En definitiva,  los juegos sociales buscan la cooperación, la interacción grupal y el compañerismo.  

Actividades que Promueven el Juego Social Infantil.

Las situaciones al aire libre son una de las mejores maneras de promover el juego social pues como explicamos en el artículo de nuestro blog ¿Jugamos?, el juego es un medio para relacionarse.

No olvides que en el colegio o  en espacios cerrados también se pueden dar este tipo de juegos para ello sólo tienes que promoverlos, asumir el papel de facilitador o facilitadora y observar en la distancia.

Seguro que te vas a sorprender.

Te dejo algunas ideas de actividades que les puedes proponer para motivarlos.

  • Contar cuentos
  • Jugar a hacer expresiones faciales
  • Juegos de equipo
  • Juegos de pelota
  • Mímica y teatro
  • Karaoke
  • Disfrazarse

Puedes encontrar  más ideas  en los recursos gratuitos de  nuestra web, en la que podrás descargar actividades para realizarlas en grupo o individualmente;  en clase, en casa o en la calle.

Si te interesa recibir en tu correo nuestros  juegos, actividades y recursos no te olvides de suscribirte a nuestro boletín.

Deja una respuesta