La ONU celebra, hoy, el Día Universal del Niño

“No hay causa que merezca más alta prioridad que la protección y el desarrollo del niño, de quien dependen la supervivencia, la estabilidad y el progreso de todas las naciones y, de hecho, de la civilización humana”

Plan de acción de la Cumbre Mundial a favor de la Infancia

Hoy nos toca recordar que los niños y niñas son el colectivo más vulnerable de la sociedad. Las experiencias vividas y los aprendizajes adquiridos durante la infancia determinan el tipo de persona en que se convertirán.

El 20 de noviembre, la ONU celebra el Día Universal del Niño y nosotros, desde esta plataforma, queremos unirnos a esta celebración recordando su origen, su historia, los derechos de los más pequeños y, por supuesto, invitaros a realizar una actividad con ellos.

Durante esta jornada recordamos y nos hacemos eco del derecho a la salud, la educación y la protección que todos los niños tienen, independientemente del lugar del mundo en el que hayan nacido.

Un poco de historia

La Declaración de Ginebra de 1924, sobre los Derechos del Niño, es el primer texto que reconoce la existencia de derechos específicos para las niñas y niños; además de incluir la responsabilidad de los adultos para su bienestar.

La iniciativa de esta Declaración surgió de la fundadora de la organización Saye the Children, Eglantyne Jebb, quién al término de la primera Guerra Mundial, señaló la necesidad de proteger a las niñas y niños.

El 23 de febrero de 1923, la Alianza Internacional Save the Children, durante su IV Congreso General, publicó la primera Declaración de los Derechos del Niño, que más tarde sería ratificada, el 28 de febrero del año siguiente, en el V Congreso General.

El 26 de diciembre de 1924, la Sociedad de Naciones adoptó esta declaración como la Declaración de Ginebra. Convirtiendo esta fecha en un día histórico, pues es la primera vez que son reconocidos derechos específicos para la niñez.

En 1959 Naciones Unidas aprobó la Declaración de los Derechos del Niño que incluía diez artículos. Más tarde, en 1989, nacería la Convención sobre los Derechos del Niño.

La Convención sobre los Derechos del Niño 

En 1989 La Asamblea General de las Naciones Unidas aprueba la Convención sobre los Derechos del Niño que se convertirá en uno de los tratados más ratificados de la historia.

Los 54 artículos que componen esta convención recogen los derechos económicos, sociales, culturales, civiles y políticos de todos los niños, pero también define las obligaciones y responsabilidades de otros agentes como los padres, profesores, profesionales de la salud, investigadores y los propios niños y niñas.

Como todos los tratados sobre Derechos Humanos, el texto de la CDN se fundamenta en tres grandes principios:

  • Los derechos son universales. Conciernen a todos los niños.
  • Los derechos son indivisibles, No se jerarquizan.
  • Los derechos son interdependientes. No hay primacía de un derecho sobre los demás.

Este tratado internacional que recoge todos los derechos de los niños obliga a los gobiernos a cumplirlos.  Su contenido puedes verlo en un enlace que incluimos al final del texto en el que La plataforma de la Infancia ha adaptado el texto original para niños de 9 a 12 años.

Resumiendo, en esta Convención se incluyen las bases necesarias para garantizar los derechos de los niños y niñas. Conocer estos derechos es importante para reforzar el desarrollo de la personalidad, emociones, capacidades y habilidades de los niños; además, les ofrece pautas para que puedan afrontar los retos de la vida de una forma saludable y feliz.

Una reflexión en forma de cuento

No podemos marcharnos sin indicaros una forma divertida para reflexionar sobre los Derechos de los Niños

Con un cuento

  1. Se escoge uno de los derechos. El que más os guste o que penséis más apropiado para los niños que van a participar.
  2. Los participantes se sientan formando un círculo.
  3. Uno de ellos, empieza escribiendo en un papel o contando en voz alta (depende de la edad y el tiempo del que se disponga) el principio del cuento.  Pero sólo escribirá un renglón o dirá una frase.
  4. Seguirá el compañero de la derecha y así, hasta que todos hayan participado.
  5. Al final, uno de los niños leerá o contará la historia.

 NOTA

Y como te adelantamos más arriba, aquí tienes el enlace a los Derechos de los Niños.

Si te ha resultado útil este artículo, compártelo y te harás eco, con nosotros, sobre la importancia del respeto a la infancia.

Gracias por visitarnos.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *