¿A qué nos referimos cuando hablamos de conciencia fonológica?

conciencia fonológica

Cuando hablamos de conciencia fonológica pensamos en la capacidad que tenemos para entender que las palabras escritas están formadas por letras que se componen de sonidos; es decir, la destreza para distinguir y utilizar los sonidos en el lenguaje verbal.

Si quieres  explorar sus niveles, saber como estimular la conciencia fonológica e incluso, descubrir las señales que indican la existencia de algún problema; acompáñanos durante las siguientes líneas en las que vamos a revisar todos estos  aspectos.

  1. Para qué sirve la Conciencia Fonológica
  2. Los niveles de la Conciencia Fonológica
  3. Cómo estimular esta destreza lingüística
  4. Algunas señales de dificultad en su aprendizaje

1. Para qué sirve la Conciencia Fonológica

Para poder comunicarnos en un idioma, tanto de forma verbal como escrita, necesitamos reconocer los sonidos del lenguaje y sus unidades significativas pues  debemos entender y hacer una correspondencia entre el grafema y el fonema (letra-sonido).

Según Rodríguez de la Calle para tener éxito en el aprendizaje del lenguaje,  “será necesario desarrollar determinadas pautas previas, entre las cuales se encuentra la conciencia fonológica”.

La conciencia fonológica también se identifica como una de las habilidades necesarias en los procesos de lectoescritura y “su déficit explica diferentes trastornos en estos procesos” (Jiménez González, 1995) 

Signorini, por su parte, en 1998, realizó una investigación para determinar la relación entre la conciencia fonológica, la lectura y la escritura;  los resultados demuestran que los niños que recibieron un entrenamiento específico de conciencia fonológica, leyeron y escribieron antes que los que no lo habían recibido.

Los niños  desarrollan la conciencia fonológica mientras escuchan pero es importante ejercitarla pues tienen que saber que:

  • La lengua se compone de frases 
  • Las frases se dividen en palabras
  • Las palabras se separan en sílabas
  • Las sílabas se forman con fonemas

2. Cuáles son los niveles de la conciencia fonológica

“Sólo es posible hablar de desarrollo evolutivo de la conciencia fonológica si consideramos que la misma se compone por unidades de distinto nivel, como la sílaba, las unidades intra silábicas y el fonema” (Calderón, Carrillo y Rodríguez, 2006). 

Este desarrollo, tan importante en la adquisición de la lectoescritura, se produce de una forma lenta y gradual, empezando por las unidades más grandes (palabras y sílabas) y continuando con las más pequeñas (fonemas).

Teniendo en cuenta estas unidades lingüísticas, la conciencia fonológica se divide en cuatro niveles.

a) Conciencia léxica

La conciencia léxica es uno de los primeros niveles en los que se trabaja el desarrollo de la conciencia fonológica.

Es la habilidad para identificar las palabras que forman las frases y manipularlas de forma deliberada.

Se recomienda iniciar el ejercicio de estas actividades, aproximadamente, a los cinco años y extenderlas hasta los ocho o nueve; aquellos niños con dificultades, pueden ejercitarlas  más tiempo.

En este enlace tenéis  algunas actividades que  pueden ser realizadas de forma oral como  aunque sería bueno hacerlas de ambas maneras.

b) Conciencia silábica

Es un nivel muy sencillo pues es más perceptible auditivamente.

Con esta  habilidad los niños tienen  la capacidad de entender que una palabra se  divide en unidades más pequeñas, llamadas sílabas, que van a poder manipular.

Os proponemos un ejercicio para trabajar la conciencia silábica en este enlace.

c) Conciencia intrasilábica

Permite dividir las sílabas en sus componentes y trabajar con ellos.

Los elementos son :

  • El onset o sonidos consonánticos que inician la sílaba.
  • La rima que comienza en la vocal y se extiende hasta el final de la sílaba. A su vez, se divide en núcleo vocálico y coda. 

d) Conciencia fonémica

Es la capacidad para descubrir, identificar y manipular las unidades mínimas de la palabra (fonemas); así como para percibir y discriminar su sonido.

3. Cómo debemos estimular esta destreza lingüística

Durante este artículo hemos enumerado habilidades relacionadas con la conciencia fonológica como reconocer rimas, identificar los sonidos iniciales y finales de las palabras, dividir en sílabas las palabras, etc.

Las edades en que aparecen estas destrezas y su secuencia han sido estudiadas por autores como Bruce(1964), Treiman y Zukowski (1991) que determinan que:

  • A los tres años son capaces de reconocer dos palabras que riman.
  • Sobre los cuatro años, son capaces de empezar a manipular las sílabas
  • Aproximadamente a los cinco años , son conscientes de que existen unidades lingüísticas más pequeñas, como la rima.
  • En torno a los seis o siete, ya pueden trabajar con todas las unidades lingüísticas.

Gracias a esta secuencia podemos determinar las distintas actividades que propondremos a los niños. Dejamos, aquí, siete propuestas de menor a mayor dificultad.

  • Contar el número de palabras que tiene una oración
  • Cambiar el orden de las palabras en una oración, sin modificar su sentido
  • Añadir palabras a una oración aunque cambie el significado
  • Dividir oraciones
  • Rimar y jugar con aliteraciones
  • Unir y dividir sílabas y el sonido inicial.
  • Dividir las sílabas en fonemas individuales

Un último consejo, iniciar las actividades con frases de dos palabras, palabras de dos sílabas e ir añadiendo frases y palabras más largas.

4. Algunas señales de dificultad en su aprendizaje

Es importante saber que cada niño desarrolla las destrezas, incluidas en la conciencia fonológica, a un ritmo diferente y que algunos pueden necesitar más tiempo y apoyo que otros. 

Aun así, existen señales que nos indican que puede haber un obstáculo a la hora de adquirir estas habilidades.

Es aconsejable observar que no están teniendo dificultades en su desarrollo y para ello debemos fijarnos en que puedan:

  • Aprender rimas 
  • Contar las sílabas de una  palabra
  • Detectar la repetición de los sonidos
  • Identificar el primer sonido de las palabras
  • Combinar los sonidos individuales y formar palabras
  • Distinguir palabras que suenan parecidas

Los niños que tienen dificultades para adquirir  la conciencia fonológica pueden presentar otras dificultades, en distintos aspectos del lenguaje; como entender preguntas, aprender nuevo vocabulario o expresarse con claridad.

Si os gustan las infografías os dejo este enlace para que descarguéis la que hemos realizado sobre la Conciencia Fonológica, pero si preferís los carruseles de imágenes en este enlace de Instagram tenéis uno sobre el tema.

Si queréis que profundicemos en alguno de los aspectos descritos en el artículo, no dudéis en dejar una propuesta en los comentarios.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *