El cuento y su valor pedagógico

actividades y recursos gratuitos

¿Recuerdas  ese momentazo de la infancia en el

que alguien se ofrecía para leer un cuento?

Yo lo recuerdo como un momento maravilloso, la antesala de un mundo mágico; especialmente las veces en las que el narrador conseguía atraparnos con esos cuentos; su secreto era que modulaba bien su voz e imitaba, sin vergüenza, el tono y las voces de los personajes. 

¿Añoras ese clima de atención que te invitaba a disfrutar de la historia? pues ten claro que tú puedes lograrlo, solo tienes que  perder tu timidez y colocarte cerca de los oyentes, a su misma altura.

Durante las siguientes líneas vamos a pasar de puntillas  sobre algunos datos interesantes de los cuentos como su definición, sus tipos, su valor pedagógico o sus utilización en las aulas.

Lo que nos interesa, hoy, es invitarte a escribir un cuento con los niños y niñas; así que quédate hasta el final pues te dejamos el enlace para que descargues gratis el recurso.

Las funciones didácticas del cuento

El cuento es una de las formas más antiguas de literatura popular de transmisión oral, es una narración corta y sencilla acerca de un hecho real o imaginario.

En la actualidad el cuento ha perdido algunas de las funciones por las que surgió. Nació para comunicar y transmitir hechos, para enseñar y entretener; con el paso del tiempo las funciones que se han mantenido son las de enseñar y entretener.

No hace falta ser un genio para saber que los niños se divierten cuando disfrutan de un cuento. No lo dudes y observa  sus caras mientras escuchan y verás un claro indicio de que están prestando atención; además, a través de los cuentos ejercitan otras cualidades.

  • Aumentan la expresión oral con nuevo vocabulario.
  • Adiestran la memoria. 
  • Entrenan la capacidad de atención y concentración. 
  • Estimulan la imaginación y la creatividad. 
  • Despiertan la sensibilidad por la belleza. 

Un gran aliado para trabajar la educación en valores

Los cuentos, además, son unas herramientas formidables a la hora de formar en valores por lo que son un gran recurso para los educadores. 

  • Despiertan emociones y sentimientos como la alegría, ira, tristeza, miedo…
  • Transmiten valores como la amistad, la compasión, la justicia, el respeto o  la superación.
  • Sirven para reflexionar sobre lo que está bien o mal.

Y por supuesto, les permite trabajar con sus conflictos internos. Sus temores suelen disminuir ya que en estas historias, encuentran respuestas a sus miedos, necesidades y contradicciones. 

El cuento en las aulas

Ya hemos visto que en el cuento intervienen diferentes elementos que potencian su valor educativo pues fomenta el desarrollo de todas las capacidades del niño y la niña.

Por ello, constituye un excelente recurso para utilizar en las aulas ya que además de despertar  el gusto por la lectura, contribuye al desarrollo integral de la infancia. 

El cuento contiene una serie de características que  justifican su utilización en las aulas y hacen que sean apropiados para los niños y niñas de todas las edades. 

7 motivos que justifican su uso en las aulas

  1. Se relaja el ambiente de la clase al utilizarlos. 
  2. Se desarrolla la imaginación y el espíritu crítico de los alumnos.
  3. Se ejercita el lenguaje, no sólo en su aspecto comunicativo sino también, en lo estético y creativo.
  4. Favorece el diálogo.
  5. Es una fuente de creatividad pues imaginan, descubren o inventan personajes e historias.
  6. Se produce un flujo de confianza entre los docentes y el alumnado.
  7. Favorece el desarrollo social de los niños y niñas pues es un medio de transmisión de ideas, creencias y valores.

Resumiendo, se trata de un viaje mágico, la entrada a un mundo desconocido que despierta las emociones de los peques, a través del cual progresará en su desarrollo  afectivo, cognitivo y comunicativo.

Nuestra propuesta para hoy 

Hoy, vas a escribir un cuento con los niños y lo primero que tienes que hacer es descargar el recurso que incluimos en esta entrada. 

Este recurso cuenta con cinco fichas

  1. Justificación de esta actividad
  2. El paso a paso de la misma
  3. Algunas ideas para comenzar a escribir
  4. Una plantilla
  5. Fichas vacías

Si estás trabajando alguna temática concreta puedes sustituir las ideas que ponemos y ajustarlas a tus preferencias, necesidades o a la edad de los participantes. La única condición es que sean propios de un cuento.

Una vez que se conozcan los distintos elementos del cuento (protagonista, lugar, acción…), alguien empezará la historia y los demás, por turnos, irán añadiendo un par de frases hasta completarlo. 

Es muy práctico limitar el número de frases de cada niño o dar un tiempo para hablar ya que se corre el riesgo de que unos participen más que otros; incluso que los más tímidos no intervengan.

Si se hace en casa y solo hay un participante se realizará de la misma forma, pero es más divertido si se graba la historia (se puede hacer en el móvil)y después, la escucha. 

Si quieres alargar un poco más la actividad alguien puede ir escribiendo o grabando la historia y posteriormente, los niños y niñas pueden hacer un dibujo. 

Esta propuesta que desarrollamos en nuestros talleres presenciales, tiene mucho éxito entre los niños y niñas y normalmente les encanta volver a escuchar el cuento que se acaban de inventar.

¿Tienes la costumbre de contar cuentos? ¿Te gusta que te los cuenten a ti? 

Pues aquí te dejo la mejor forma para conseguirlo.

Y para terminar, muchas gracias por estar aquí y ser parte de Tallerilerile.

¡Déjanos tu comentario o cuéntanos un bonito cuento!

Deja una respuesta